domingo, 20 de octubre de 2019

Etapa entre Llinars d'Aigua D'Ora y Casas de Posada (pantano de la Llosa del Cavall)

Inteligencias múltiples en identidades diversas

¿Cómo nos ves después de dos años? Al lado de la ermita de Sant Pere de Graudescales se esperaba la respuesta deseada por quien se ha reincorporado al servicio. Si bien sus palabras  fueron diplomáticas y no negativas,  en lo personal nos dejó mejor de lo obvio. También se sumó a la catarsis de algún colectivo que, desde el primer momento,  se dejó llevar por nuevos términos, preguntas y respuestas ante realidades muy preocupantes.
Aquellas piedras de los caminos son multiusos, las mismas carreteras pueden servir para la conducción de grandes muchedumbres, con senderistas y personas de a pie cansadas por horas de avance lento e ilusionadas con sus creencias. También en estos territorios, hace algunos años, se repitieron sucesos históricos quizá vistos otra vez  ahora y como para recordar. En la historia, el azar puede responder a hechos que se entroncan en los años pasados. Más adelante los veremos. Nuevos términos como la Oclocracia, viejos contextos, realidades y utopías rurales y urbanas, más antiguas de lo que parece. 

Inteligencias
La suma de las inteligencias con la experiencia da lugar a interpretaciones y visiones varias, siempre que el silencio prudente no perpetúe la incomunicación. No hace falta acudir al gran Howard Gardner y su teoría de las Inteligencias Múltiples,allá por  1983, para observar que se quedan cortas las ocho iniciales de Gardner. Si bien añadió después alguna más y ahora ya no quiere hablar del tema, en GRMANIA inteligencia más experiencia vital conforman un gran poder. Véase la forma de entender el mundo político y social. O mejor, cómo una etapa puede estar asistida por GPS con cuatro rutas diferentes más la voz de la experiencia, femenina una vez más, y sin hacerle ni caso, otra vez más. 

 Cóctel
 Nueva época. La primera etapa de la temporada fue un reto: ya no más seguir siempre las marcas de los GR, combinemos varias marcas, aventurémonos a efectuar conjunciones aleatorias o experiencias caminadas por otros, bajemos tracks diversos, juntémoslo todo y a ver qué sale.  La experiencia final debe ser juzgada por el personal pero todo se superó y confirmó, una vez más, que pasó lo mismo que cuando se seguía un GR: el espíritu de tantos años va por encima de todo. Está muy consolidado en la genética grmana. Las inteligencias y las experiencias fueron superiores a la nube y a las máquinas.

Identidades
Nuevas personas se incorporaron esta vez. Unas de origen europeo y otras del altiplano peruano. Entre más y más diversos, mejor. Su bautizo no se sabe qué efectos físicos y mentales produjo. Ni qué impresiones extrajeron de tamaña “organización”. Sin necesidad de apps encriptadas ni secretismos tecnológicos, usted está en GRMANIA y esto es otro mundo.

Mentores
Se observó una nueva figura en el grupo, habitual en muchos otros pero desconocida aquí. No provenía del ambiente de prácticas universitarias. Al contrario. El discípulo irradiaba sabiduría tipo Wikipedia y era observado y guiado por alguien mayor que él, su mentor. El día antes lo sometió a una prueba muscular en La Mola. Al superarla con nota, y después de pasar por chapa y pintura en varios centros de galenos, se le vio ufano y lozano por estos espacios. El mentor no le quitaba el ojo de encima.
Y, como novedad, en Sant Pere de Graudescalesel grupo ayudó a consumar un deseo de un sujeto motorista francés: ollar la pressó del Capolatell. Con ropa de motero, triscaba por la fuerte subida después del almuerzo en la ermita románica del siglo XI-XII. Observó la llanura del pla de Busa, las montañas de los alrededores, los barrancos aptos para la escalada, las enormes masas boscosas, las masías habitadas y abandonadas, la sequedad del terreno, la mirada y cuernos de las vacas, los colores otoñales, algunas bicicletas eléctricas y la aproximación al destino turístico deseado. 

WikiPepe
Es un honor para este humilde escriba aprender de nuestra Wikipedia particular: WikiPepe. Persona versada en muchos saberes e idiomas, con esa capacidad irónica y sarcástica ante la historia y ante la realidad. Más adelante se descubrirá el gran aprendizaje del día, muy relacionado con la realidad histórica catalana y de otras nacionalidades: saqueos, manifestaciones, turbas, asaltos, curas, asesinatos, políticos dudosos, expolios, incendios, destrucciones varias. 
El Pla de Busa condujo al personal a una excursión en la Serra de Busa, al Capolatell y a la llamada Presó de Busa. La elevación del terreno ofrecía amplias vistas en lontananza, fotografiadas por ruidosos drones llegados también aquí. No podía faltar el franqueo del puente para descubrir la prisión francesa, construido el 30/10/1991.
Una vez en este punto, quien sabe de esto aportó a la historia una parte de la supuesta leyenda que defienden algunos eruditos sobre el lugar. Ni fue tanto ni tan dramático. A menudo realidad, ficción y utopía se mezclan. Los pueblos necesitan de un buen relato. Las emociones, por encima de las razones. En la historia y ahora mismo, que también son momentos históricos.

La Pepa
Este cronista salvó su parcela cultural del día  cuando WikiPepe le informó de que el primer pueblo de Catalunya en saber que existía la Constitución de 1812, La Pepa, fue Sant Llorenç de Morunys, antes conocido como Sant Llorenç dels Piteus. Todo gracias a un telégrafo óptico instalado en un alto. Este sistema de comunicación de la época pareció adelantarse a los momentos actuales. Los lugareños se opusieron a La Pepa y salieron gritando por la calle : Muera la Constitución, Viva el Rey y la religión. Las trifulcas, asaltos a Solsona, curas combativos,  la quema del pueblo y ataques entre bandos diversos está bien documentada en legajos que ahora se pueden consultar por Internet, compartidos amablemente por quien sabe tanto, como este de la destrucció de Sant Llorenç de Morunysel 20 de enero de 1823. 

Espera, espera, vamos, vamos
Fue la frase de grandes momentos revividos para buscar el camino de vuelta desde Busa. Los GPS y móviles quemaban por el uso, ya casi sin batería. Todo para encontrar la ruta acertada hasta l final. Mientras las vacas rumiaban y nos observaban, quizá incrédulas, alguien con buena visión del conjunto, se acercó a una masía para preguntar a quien sabía. Menos mal. 
Hasta ese momento, la diseminación del personal se asemejaba al rebaño vacuno. Las dudas se expresaban: espere, espera, vamos vamos. ¿Hacia dónde? Daba igual que fuera un GR al uso que esta nueva etapa, mezcla de caminos y marcas. La respuesta fue similar. Inteligencias múltiples con desconcierto general. 
Llegados a este punto, se recordó la conversación con  aquellos cazadores de Cardona en el punto de inicio de la etapa, pont de Llinars. Cada perro llevaba un collar con una conexión a GPS, a 300 euros el collar. El cazador controlaba la jauría con una especie de walki central. No está mal. Ideas.
El camino de vuelta,  por el Grau de l’Areny, de belleza otoñal y aire decadente con masías abandonadas, sirvió para disfrutar de la sombra de los árboles, planear en bajadas técnicas e intentar divisar el pantano de la Llosa de Cavall y el autocar, aparcado en la zona de Casas Posada. 
De bajada, buscadores de inexistentes setas, grupo de jóvenes bien pertrechados de bebidas y familias con niños que se adentraban en la descubierta del entorno. 

Terrazas
De vuelta hacia Solsona, la terraza que nos acogió fue una ventana visual, sonora y olfativa a manifestaciones ciudadanas. Coches con símbolos de boda; cláxons que anunciaban el evento; un cercano grupo de jóvenes que fumaban sustancias que nos colocaban: un éxito en producción, consumo y venta por estas tierras: en este ambiente se comió y merendó a la vez, mientras un selecto grupo iba a comprar a la pastelería Massana, todo un gusto dulce. 

Ya hacia Terrassa, en días convulsos, con opiniones diversas ante las realidades que nos rodean, hay sabios que nos pueden aportar algo de luz: 

Para crear se necesitan siglos y gigantes. Para destruir, un enano y un segundo

San Agustín

 Evaristo
20/10/2019

20/10/2019






7 comentarios:

Maria dijo...

Un escrito fantástico, un lujo leerlo.

Josep dijo...

A la belleza de las imágenes le añades la belleza de la palabra.

Fina dijo...

Gracias Evaristo, gran crònica para completar el dia de ayer.

Moisés González Muñoz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Moisés González Muñoz dijo...

Genial, Evaristo.
No sé si atreverme a dar mi punto de vista.

Noël Santiago dijo...

El motorista francés os agradece vuestra ayuda!
Casi me muero en la subida, pero Francesc y Francesc no me dejaron, ahí estuvieron esperándome.
Unas vistas impresionantes, un gente impresionante: acabamos cantando canciones francesas…
De hecho, Francesc, el cantante de Michelle es Gérard Lenorman.
Gracias por haberme aguantado y por no haber quitado la pasarela.
Sois un grupo fantástico.

Noël

Noël Santiago dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.